Tipos de página web y cual utilizar para tu empresa

En la actualidad es imprescindible para las empresas tener presencia en las redes sociales y tener una página web donde las personas los puedan encontrar con mayor facilidad. Pero existen diversos tipos de página web y, según el negocio al que te dediques, te convendrá más una u otra web para empresas.

 

No existe un único tipo de página web. Ni todas las empresas quieren vender sus productos por mucho que se dediquen a ello. En ocasiones solo se pretende contar con un pequeño espacio que otorgue visibilidad a un negocio en internet. En otros, lograr aumentar las ventas como e-commerce. Puede que el objetivo esté enfocado a atraer clientes a una tienda física. Objetivos variados que definen las características y modelo de página web a diseñar.

 

Tipos de páginas web según su construcción

 

La primera diferenciación que vamos a plantear es la más básica: una página web puede ser estática o dinámica. La diferencia es muy sencilla, radica principalmente en su forma de construcción e interacción con el usuario.

 

Las páginas web estáticas. Como su propio nombre indica, son páginas que no necesitan prácticamente variación en sus contenidos. Es ideal cuando lo único que quieres con tu web es mostrar información básica de tu empresa (simplemente tener un mínimo de presencia en internet). El lenguaje en que se construyen es principalmente html, y su contenido no va más allá de ser texto con enlaces en combinación con la muestra de archivos (de tipo imagen por ejemplo).

 

Para modificar el contenido de este tipo de página web es necesario tener algunos conocimientos de html, con lo que la gestión dependerá en muchas ocasiones de un profesional. En caso de que queramos ser nosotros quien manejemos el contenido desde un panel de control, o esperemos alguna funcionalidad más de nuestra web, pasaríamos a la siguiente opción.

 

Por otra parte, están las páginas web dinámicas. Este tipo de páginas web son más complejas. Además de mostrar una información específica, el contenido varía en su interacción con el usuario. Un ejemplo puede ser una tienda online en la que el usuario puede elegir distintas características, añadir al carrito, proceder al pedido, etc. El propietario de la web no solo cuenta con un sitio web, sino que también puede acceder a un panel de control (CMS), desde el que puede hacer que el contenido varíe de manera sencilla. La construcción de este tipo de sitios requiere de conocimientos de programación y manejo de bases de datos. Un desarrollo especifico de funcionalidades puede subir bastante el coste, sin embargo, pueden llegar a ser infinitas, las opciones que tenemos.

 

Tipos de páginas web según su intención

 

Una segunda clasificación, y quizá más interesante, es la clasificación de tipos de páginas web según lo que queramos conseguir con ella. No será lo mismo, si por ejemplo, quieres que en tu web se pueda comprar una bufanda, que si lo que quieres es tener un sitio en el que los usuarios puedan debatir o compartir información sobre la historia del heavy metal. Tener clara la intención de tu web será la piedra angular que determinará qué tipo de página web se adapta mejor.

 

Páginas web corporativas

 

Una página web corporativa es un sitio online que pertenece a una determinada empresa o institución, y donde sólo hay información sobre esa empresa o institución. En este tipo de páginas se suelen mostrar los productos o servicios principales que se proporcionan, pero no tienen ninguna opción para comprarlos a través de Internet.

 

Un buen ejemplo es el de la página web de Coca Cola: en ella se muestran las marcas que pertenecen a la empresa, cuál es la historia de la marca, y las actividades solidarias en las que participan. Pero todo el contenido que está publicado sólo tiene un fin informativo. El usuario no puede interactuar con la marca (comentando, comprando los productos).

 

Este tipo de página web es para ti si tienes una empresa ya establecida con una base de clientes, que funciona de manera offline, y sólo quieres tener presencia en Internet para que tus clientes conozcan más de tu historia o tus productos.

 

Tiendas online

 

Una página web e-commerce (o tienda online) es un sitio en Internet en el que puedes presentar tus productos físicos y que todo el que visite tu página pueda comprarlos. Es igual que una tienda tradicional, sólo que en el mundo virtual. La diferencia aquí es que los clientes pueden comprar directamente desde la comodidad de sus casas (sin desplazarse), pagar por distintos métodos (como PayPal, transferencia bancaria, contrareembolso), y hacerlo a cualquier hora del día.

 

Para este tipo de página web, además de un dominio y un hosting, necesitarás instalar una plataforma que administre los productos, los métodos de pago, y el envío. También en ella se puede incluir un blog para hablar a los clientes sobre los productos, dar consejos sobre cómo usarlos, o publicar información interesante relacionada con la temática de los productos.

 

Páginas web de servicios

 

Este tipo de página web es similar a la tienda online, sólo que en ella no se venden productos físicos, sino servicios como asesoría legal, entrenamiento personal, coaching profesional, servicios de traducciones, enseñanzas o tutorías, etc. En una web de servicios se muestra quién es la persona que proporciona esos servicios, qué certificados o experiencia tiene, los servicios que proporciona y en qué consisten cada uno, y también se puede incluir un blog para hablar sobre distintos temas relacionados.

 

Portfolios o portafolios

 

Un portfolio es un muestrario de productos terminados, como por ejemplo un catálogo de productos, una serie de fotografías, etc. Y una página web de este tipo es un sitio donde se cuelgan las fotos de esos trabajos.

 

Los principales profesionales que usan estos tipos de páginas web son diseñadores gráficos, fotógrafos, arquitectos, ingenieros, y profesionales de las artes, ya que sus trabajos se aprecian mejor enseñándolos de forma visual que con palabras.

 

Blogs o páginas de contenido

 

Un blog es una página web en la que se publican artículos (llamados posts) de uno o varios autores de forma cronológica, apareciendo el artículo más reciente en la primera página. En cada artículo, los lectores pueden dejar sus comentarios con opiniones sobre el post, y el autor les puedes responder para así establecer un diálogo. Gananci es un ejemplo de blog o página web de contenido.

 

La temática de cada blog es particular: hay blogs sobre música, cocina, manualidades, empleo, periodismo, negocios, series de televisión o libros. Los blogs pueden ser usados con dos finalidades: como pasatiempo para compartir tus aficiones con otras personas sin recibir remuneración, o para ganar dinero con ellos hablando de algo que te gusta.

 

En definitiva, hay multitud de opciones para crear tu página web, así como herramientas gratuitas que puedes usar libremente. Pero lo más importante para empezar a trabajar en ello es tener claras nuestras necesidades, así trabajarás con una intención clara y eso hará de nuestra web una herramienta perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies